·^07 agosto, 2005^·

Verderías

[004]
Cuando la mar ya era mar, la tierra no era mas que roca desnuda.
Los líquenes, venidos de la mar, hicieron la pradera. Ellos invadieron, conquistaron y verdearon el reino de la piedra.
Eso ocurrió en el ayer de los ayeres, y sigue ocurriendo todavía. Donde nada vive, los líquenes viven: en la estepas heladas, en los desiertos ardientes, en lo más alto de las más altas montañas.
Los líquenes viven mientras dura el matrimonio entre las algas y sus hijos, los hongos. Si el matrimonio se desase, se desasen los líquenes.
A veces, las algas y los hongos se divorcian, por riñas y disputas. Según ellas, ellos las tienen encerradas y no las dejan ver la luz. Según ellos, ella los empalagan de tanto darles azúcar noche y día.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Felicidades por tu iniciativa. ;)

8/11/2005 9:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio